Equipos psicológicos móviles a zonas rurales que estaban bajo ocupación u hostilidades activas

Equipos psicológicos móviles a zonas rurales que estaban bajo ocupación u hostilidades activas

Equipos móviles de asistencia sociopsicológica a familias y niños afectados por la guerra proporcionan asistencia rápidamente donde más se necesita. Nuestros especialistas van a los territorios desocupados para ayudar a las personas a curar heridas psicológicas frescas. Porque después de la liberación de los territorios, cuando la gente finalmente puede relajarse, muchas emociones y recuerdos salen a la superficie. A veces, estas personas necesitan ayuda para manejarlo todo. Y, como siempre, el enfoque de nuestro trabajo está en los niños y adultos que están con los niños. La importancia de este servicio radica en su accesibilidad y amplitud, los psicólogos pueden atender llamadas a los lugares más remotos, atender a residentes e inmigrantes en aquellas comunidades donde no hay especialistas, instituciones especializadas o hay restricciones en el funcionamiento del transporte público. En diciembre de 2022, cuatro equipos móviles están trabajando en las regiones de Kyiv y Mykolaiv.

Los rescatados de Mariupol cuentan cómo viven en silencio

Дивитись відео

¿Por qué equipos psicológicos móviles?

¿Por qué equipos psicológicos móviles?

Asistencia en áreas remotas

¿Por qué equipos psicológicos móviles?

Trabajo simultáneo con padres y niños

¿Por qué equipos psicológicos móviles?

Asistencia en lugares donde no hay acceso a especialistas, instituciones especializadas

Голоса дітей
Голоса дітей
Голоса дітей

Las historias de los niños

Ivasyk

Ivasyk

Madre, no quiero ser asesinado. Ivasyk, 5 años

Lera

Lera

Me llamo Lera. Tengo 6 años. Este setiembre voy empezar la primaria. Ayer pasé mucho miedo, estaba preocupada por mi perro. Temía por mis padres. Volodymyr Putin marchate de mi país. Si no, cuando crezca voy a ser militar y te vos a cantar los cuarenta.

Mykhailo

Mykhailo

Mi nombre es Mykhailo, tengo 10 años. No salimos de la casa, porque si los pueblos están vacíos, será más fácil que entren las tropas enemigas.