Quiénes somos

Desde 2015, la Fundación “Voces de los Niños” brinda asistencia psicológica y psicosocial a los niños afectados por guerra.

Hoy, durante la invasión rusa a gran escala de Ucrania, no paramos de ayudar a los niños y las familias afectadas de todo el país, brindamos asistencia psicológica de emergencia y ayudamos en el proceso de evacuación.

Nuestro objetivo es crear condiciones en las que todos los niños sean escuchados y sus derechos sean protegidos.

Nuestros valores

  1. Respetamos la dignidad y los derechos del niño.
  2. Cada niño ucraniano es hijo de la guerra, pero cada uno siente la guerra a su manera. Es importante escuchar a todos los niños y enseñarles a llevar el control de lo que sucede para que no dependan de la ayuda.
  3. Creemos que los mejores resultados para superar el trauma de los niños se pueden lograr con la ayuda de profesionales.
  4. Al incluir a los padres en este proceso, prevenimos conflictos y problemas en las familias.
  5. Estamos por un futuro donde los niños no sean víctimas de la guerra, sino ciudadanos libres y felices.
  6. Trabajamos junto con los niños y para los niños.

La historia de la fundación

La creación de la Fundación “Voces de niños” con sus múltiples iniciativas y un gran equipo no fue planeada, pero sí era completamente lógica si miramos las historias de sus co-fundadores.

Desde el comienzo de la agresión de Rusia contra Ucrania en 2014, Olena Rozvadovska pasaba mucho tiempo en Donbas, brindando ayuda humanitaria a los residentes locales y convenciéndolos de evacuarse y buscando oportunidades para rehabilitar a los niños heridos.

Olena trabajaba directamente con la gente, gastaba sus propios recursos y organizaba recaudaciones para ayudar a los niños. Luego las iniciativas internacionales comenzaron contactar con ella para pedir ayuda en obtener informes desde el lugar de los hechos y consultarse sobre las necesidades para enviar la ayuda caritativa.

Azad Safarov fue un documentalista que viajaba por el este de Ucrania para hacer una película sobre la guerra. Allí conoció a Olena y se unieron en el trabajo de la película “La casa de astillas” sobre niños de un refugio destruido, cuyos destinos cambiaron en un instante.

Azad y Olena querían no solo correr la voz sobre la guerra en Ucrania y en el extranjero, sino también recaudar ayuda para estos niños. Por lo tanto, la creación de un fondo en 2019 se convirtió en una necesidad urgente. Así comenzó la historia de “Voces de niños”.

Hasta aquel momento Olena ya tenía conocidos en casi todos los asentamientos de primera línea y era amiga de muchos activistas de ideas afines, así que ellos se unieron pronto. 

Cuando eres un voluntario, eres solo un voluntario, tienes dos brazos, dos piernas, un auto y un salario con que puedes contar para ayudar a los demás. Y cuando la gente se une, os convertís en un equipo y podéis convertiros en una fuerza importante.

Olena Rozvadovska

“Voces de niños” se convirtió en esta fuerza. Una fuerza impulsada por la idea de que los niños de la guerra necesitan tener una infancia segura,  feliz y sin preocupaciones.

Desde entonces, nuestra organización se ha centrado en brindar apoyo psicológico a los niños que sufrieron las hostilidades de la guerra y fueron traumatizados en el este de Ucrania. Brindamos asistencia psicológica individual y grupal, impartimos clases de terapia artística en los territorios de primera línea, organizamos el trabajo de psicólogos móviles para niños de orfanatos en las regiones de Donetsk y Lugansk. 

Con el comienzo de la invasión rusa a gran escala en Ucrania tuvimos que ampliar nuestro trabajo muy rápidamente para poder trabajar para los niños no solo en el este, sino también en todo el país. El trabajo del equipo “Voces de niños” en los primeros tres meses de esta guerra puede describirse como una respuesta de emergencia, porque estábamos comprometidos en el asesoramiento operativo de crisis de las familias con niños que más lo necesitaban. A menudo eran niños que se escondieron de los bombardeos durante mucho tiempo, sobrevivieron a una evacuación difícil de los puntos críticos o resultaron heridos. La tarea principal de nuestros psicólogos fue sacar a estos niños y sus padres del estado de choque y con la ayuda de reuniones regulares estabilizarlos y darles seguridad psicológica. También brindamos ayuda humanitaria y evacuamos familias del este de Ucrania, donde los combates fueron más feroces.

Con el tiempo, nos quedó claro que el trabajo de la fundación debería ampliarse y volverse más sistemático. Superar las consecuencias de la guerra es un largo camino que seguiremos haciendo durante muchos años. 

Por eso ahora estamos enfocados en crear programas de asistencia continua que cubren diferentes necesidades y formatos. Se trata de: 

  • provisión de apoyo psicosocial y rehabilitación de niños y familias; 
  • satisfacer las necesidades educativas y recreativas adicionales de los niños; 
  • defensa de los derechos del niño; 
  • asistencia con la evacuación y garantía del acceso de los niños a un entorno seguro en las comunidades;
  • organizar nuevas viviendas permanentes o temporales para desplazados internos y satisfacer sus necesidades básicas.

La tarea clave de la fundación es ayudar al niño a mantener el control sobre lo que está sucediendo en su vida y no depender de la ayuda todo el tiempo. Nuestra prioridad es brindar apoyo psicológico integral a largo plazo al niño, comprender completamente sus necesidades y trabajar en la prevención del síndrome postraumático o en la superación de las consecuencias de la guerra.

Наша команда

Lena Rozvadovska
Lena Rozvadovska
Lena Rozvadovska
Cofundadora y presidenta de la Fundación benéfica
Recuerdo perfectamente como para mi sorpresa me dí cuenta que durante toda mi infancia jamás había oído nada sobre mis derechos y no sabía que aun siendo pequeña tenía derecho al respeto y la protección. Puedo fácilmente llegar a entender a los niños a través de mi propia experiencia, a los niños a los que no escuchan y a los que maltratan.
Azad Safarov
Azad Safarov
Azad Safarov
Cofundador de la fundación benéfica y jefe del departamento de comunicaciones
Soñaba ser director de cine desde muy pequeño. Y de este modo, una vez empecé a grabar las películas, volví otra vez a mi infancia. De modo que la mayor parte del material que grabamos es sobre los niños que viven tocando la línea del frente. En algún punto entendí que solo grabar y enseñar problemas no es suficiente, hay que actuar y hacer cambios reales.
Natalia Tserklevych
Natalia Tserklevych
Natalia Tserklevych
Asesora del desarrollo de los programas de la Fundación
Durante unos años ayudaba a reunir fondos y con la estrategia. Para mí personalmente la Fundación refleja el concepto “hoy y ahora”. Hay que ser flexibles, abiertos para cubrir las necesidades de los niños, rápidos con las buenas decisiones y válidos en búsqueda de los recursos. En los últimos tres meses la Fundación ha crecido de manera increíble, eso es una señal que tenemos que estar preparados y tenemos que saber llevar todo lo que de golpe vino a nuestro país. Cada muestra de apoyo a los niños en el futuro se convierte en la posibilidad que ellos sean personas fuertes y completas.
Andriy Chernousov
Andriy Chernousov
Andriy Chernousov
Abogado
Desde 2012 me dedico a los derechos de la infancia, es un trabajo complejo que enfoca la vigilancia y defensa de los derechos de los niños que están en el cuidado del estado. Me invitaron a unirme a “Voces de los Niños”, en cuanto estalló la guerra y no lo dudé ni un segundo, además este paso ha sido la continuación lógica de mi trabajo. Además, el trabajo aquí me permite reunir, sistematizar y analizar las violaciones de los derechos de los niños durante la guerra. En el futuro esto nos ayudará a encontrar a los responsables y los llevará ante la justicia.
Olena Oliynyk
Olena Oliynyk
Olena Oliynyk
Contable
Puedo llegar a recorrer 210 kilómetros al día con mi bicicleta, es mi modo de combatir el estrés. Me ayuda mucho parar de pensar, de una vez por todas, en las facturas, los balances y despejar la cabeza.
Tetiana Levchenko
Tetiana Levchenko
Tetiana Levchenko
Consejera financiera
Mi padre es el “niño de la guerra” a su padre, a mi abuelo ( al cual yo nunca llegué a conocer) le mataron durante la Segunda Guerra mundial. Yo tuve una infancia feliz, mis padres me querían mucho, pero con el tiempo empecé a tener miedo de que estallará la guerra y voy a perder a alguien de mí familia. Lamentablemente para los niños de Ucrania este miedo se convirtió en una realidad horrible. Así que estoy muy contenta de unirme a la Fundación que ayuda a los niños y a sus padres a combatir esta sensación de miedo e incerteza y volver a sentir la seguridad.
Alla Shyrshyna
Alla Shyrshyna
Alla Shyrshyna
Gerente de proyectos
Para mi lo mas importante es realizarse con sentido. Me tomo mi trabajo en la Fundación como un medio para que la mayor cantidad de niños tengan una infancia feliz y muchos abrazos.
Nina Vasilchenko
Nina Vasilchenko
Nina Vasilchenko
Gerente de los proyectos de colaboración
Adoro a y mi país, me encantan los viajes y los universos de Marvel y DC. Mi frase favorita es; “Si eres capaz de imaginarlo, eres capaz de lograrlo”. Me imagino nuestro país con un futuro brillante, donde los niños crecen sanos psíquica y emocionalmente. Así que junto al equipo de Las Voces de los Niños vamos hacia esta meta.
Elzara Galimova
Elzara Galimova
Colaboracion
Cuando tenía 2 años, mi familia había vuelto a Crimea. Ni mis padres, ni yo, habíamos nacido en Crimea. Nosotros, los tártaros de Crimea, llamamos a esto la vuelta a la tierra de nuestros antepasados. Aunque estos tiempos eran difíciles, yo siempre sentía el amor y apoyo de mis padres, sus esfuerzos de mejorar nuestras vidas. Desde hace ya 8 años reunirnos juntos en familia para nosotros es una tarea complicada. Y desde que estalló la gran guerra, casi imposible. Mi propósito es que los niños de Ucrania puedan reencontrarse con sus familiares lo más rápido posible y que tengan una infancia despreocupada, llena de alegría, amor y seguridad.
Olena Kursenko
Olena Kursenko
Olena Kursenko
Organizadora de producciónde las excursiones y actividades para los niños
Ahora mismo tengo ganas de ser útil para mi país. Yo no sé manejar un arma, no entiendo nada de guerra pero se con certeza que los niños no deben sufrir. Precisamente por eso estoy aquí, para ayudar y apoyar el futuro de nuestros niños os niños a los cuales el país vecino está robando la infancia y la felicidad. Nosotros, los adultos, lo vamos a reconstruir todo en cuanto se acabe la guerra, después de la victoria, y aquí, en retaguardia, mientras dura la guerra, nosotros vamos a intentar devolver las sonrisas a las caras de nuestro futuro, y para mi es como un respiro de aire fresco, que coges con todas tus fuerzas antes de saltar a la realidad.
Sofia Dubyk
Sofia Dubyk
Gerente SMM
Admiro a los niños, admiro su manera de afrontar la vida. Son sinceros y a veces mucho más fuertes de lo que podemos imaginar. Estoy segura que el futuro de Ucrania está en sus manos. Mi hijo tiene 3 anos, y aprendo mucho de él. El sabe ver lo bueno incluso en un día más oscuro. Sabe cómo dejar los problemas atrás, sabe estar enfadado y alegrarse de una manera pura. Creo que tenemos que hacer todo lo posible para que los niños puedan desarrollarse en un entorno confortable y en una sociedad sana que cuente con su opinión.
Dmytro Demishev
Dmytro Demishev
Jefe de fotografía/camarógrafo
Cuando era adolescente, me interesé por la fotografía, lo que determinó mi profesión en el futuro. Con el tiempo, cuando probé diferentes géneros, comencé a inclinarme hacia proyectos fotográficos sociales. La participación en la producción de documentales sobre niños que viven cerca de la guerra me centró en la importancia de este tema, que en el futuro me llevó a la Fundación “Voces de los Niños”.
Iryna Sinelnyk
Iryna Sinelnyk
Iryna Sinelnyk
Coordinador del proyecto "Brigadas Móviles"
La infancia está creada para la alegría, el entretenimiento, los intentos, el desarrollo y la risa alegre. Los niños a veces pueden entender mucho más que los adultos. Pero somos nosotros los que tenemos que crear las condiciones para su desarrollo, para esto, primero debemos escucharlos.
Olena Yermolenko
Olena Yermolenko
Olena Yermolenko
Experto en comunicación
Toda mi vida traté de elegir el lugar de trabajo que combinaría la oportunidad de trabajar en mi especialidad y desarrollarme, el equipo de clase con el que creces juntos, y el gran objetivo por el que estás listo para trabajar 24/7 y no solo no arrepentirte, sino también disfrutate. Suena poco realista, pero es posible. Y tal vez se convirtió con “Voces de los Niños”. Estoy increíblemente orgulloso de ser parte de esta misión crucial de ayudar a los niños a recuperar su infancia.
Olga Vovk
Olga Vovk
Olga Vovk
SMM, diseñador, ilustrador
Crecí en una familia de personal militar, y probablemente sea sorprendente que en la vida haya elegido un camino creativo. Niños en el jardín de infantes, compañeros de clase, casi todos eran hijos de las fuerzas armadas. A menudo jugábamos a la "guerra", nos disparábamos despiadadamente desde diferentes lados de las glorietas del jardín de infantes, y los heridos eran llevados al "hospital"-caja de arena, y tenían armas ardientes de primera clase. Tuve la suerte de crecer en una época relativamente pacífica. Pero la idea de que hay niños en mi país para quienes mi miedo infantil se hizo realidad no me dio descanso.
Victoria Petruk
Victoria Petruk
Victoria Petruk
Coordinador de Voluntarios
Coordino el trabajo de voluntarios de todo el mundo que desean unirse al trabajo de La Voz de los Niños. Ahora hay más de cuatrocientos de ellos. Comenzó a trabajar para la fundación recientemente, cuando tuvo que llevar a un niño al extranjero con el comienzo de la guerra. El trabajo, la vida habitual, los amigos, todo se quedó en casa. Si no fuera por mi hija, probablemente me habría quedado allí y habría hecho al menos algo para acercar nuestra victoria. Así que cuando me ofrecieron unirme a The Voices, ni siquiera pensé. Estoy satisfecho con al menos alguna oportunidad de ayudar a los niños que son menos afortunados.
Andrij Poluchhin
Andrij Poluchhin
Andrij Poluchhin
Coordinador del proyecto "Open online student"
Sé lo que es una guerra contra mí mismo, estuve en puntos calientes en el este de Ucrania. Vi los edificios destruidos y entiendo lo que los niños pueden experimentar. Ellos son el futuro de Ucrania. Y amo Ucrania y quiero que nuestros hijos tengan todo lo que necesitan y no sufran.
Maryna Gubarets
Maryna Gubarets
Maryna Gubarets
Traductor
Traducir cuentos infantiles, sus conmovedores poemas e incluso más entrevistas es emocionalmente difícil. Pero después de la traducción, serán escuchados y leídos por muchas personas de diferentes países. Y luego la ayuda para los más pequeños y vulnerables vendrá mucho más rápido. Nuestra generación no sabía lo que era un psicólogo infantil. Nos enseñaron a "no hurgar", nos ordenaron "calmarnos inmediatamente", los problemas de los niños se consideraron nimiedades. Y hemos aprendido a contener los sentimientos, a no tener en cuenta el dolor interno. Es bueno que haya una oportunidad para cambiar eso. Por lo tanto, estoy increíblemente orgulloso de haberme convertido en uno de los eslabones de un salvavidas fuerte y grande, para aquellos que aún no pueden ayudarse a sí mismos.
Tania Vovk
Tania Vovk
Tania Vovk
La ilustradora, directora de la inspiración
Frida
Frida
La amiga de cuatro patas de los niños y la especialista de buen rollo

Дитяча консультативна рада

Перейти на сторінку